Frases:2016

Semana 52

“Las vistas desde la aristas compensaron todo el sufrimiento. Una sensación indescriptible se apodera de nosotros. Fascinación, grandiosidad, felicidad, alguna lágrima. Los primeros del día en llegar. Ya era inevitable. La cima era nuestra”. (Expedición al McKinley, Denali, 2011)
 
Abel Alonso (1974-2013). Abel tuvo contacto con la montaña antes de andar. Su amor por el alpinismo le venía de cuna. Lo recordaba en una entrevista antes de partir a la que sería su última aventura: «Antes de empezar a andar, os meus pais xa saían ao monte e eu ía con eles».
Con 39 años, este fisioterapeuta del Complexo Hospitalario de Pontevedra seguía manteniendo la misma pasión por las alturas. Solo así se puede entender que renunciase a mes y medio de sueldo e invirtiese un año en culminar el proyecto que le llevó al Gasherbrum I.
Para Abel era su primer ochomil, pero su experiencia en la montaña estaba de sobra probada. Con anterioridad ya había estado en los Alpes (Mont Blanc), Andes (Urus, Tocllaraju y Aconcagua), Alaska (Denali) y Nepal (Ama Dablam). De todas estas experiencias disfrutó: «A primeira vez que fomos a facer o Aconcagua foi incríble, Alaska tamén… Ás veces simplemente a viaxe en si merece a pena. Non fai falla chegar arriba».
Fuente:abelalonsoblogspot.com
El “Club Peña Trevinca Montañeiros de Galicia” fue el club de toda su vida. Fue con ellos también con los que adquirió todos sus conocimientos y se formó en sus primeras incursiones en la montaña, hasta que comenzó a perfeccionar sus conocimientos en solitario. Y aunque desde hace tiempo no participaba en las actividades del club con tanta asiduidad, nunca llegó a desvincularse de su entorno hasta el punto de llegar a formar parte de la directiva del año 2005 al 2007.
El vigués apuntaba a ser la referencia del futuro de la disciplina en Galicia. Por su evolución, por su dominio técnico y por su devoción por las cumbres. Su actividad montañera le llevó a ser reconocido como “Deportista Galego de Alto Nivel” por la Consellería de Deportes de la Xunta de Galicia en 2011.
Pero Abel Alonso no solo era un enamorado de los deportes de montaña siendo el triatlón otra de sus grandes pasiones.
Fuentes: lavozdegalicia.com  abelalonsoblogspot.com

En junio de 2014, en un homenaje junto a su familia, amigos y socios del Club Peña Trevinca, se descubría una placa en el refugio que nuestro club tiene en Faro Budiño y que desde entonces lleva su nombre.